Las peripecias de mi disco duro Antes que nada quiero pedir disculpas por no haber publicado nada en estas últimas semanas. Desde el tema de mis estudios y otras presiones ...

Las peripecias de mi disco duro

Antes que nada quiero pedir disculpas por no haber publicado nada en estas últimas semanas. Desde el tema de mis estudios y otras presiones hasta aquel accidente (si así se puede llamar) del cual poco o nada más puedo decir han hecho que mi vida online se vea un tanto reducida. Pero NO pienso abandonar este blog ¿Por qué? Porque me gusta 'masiado mucho luego.

Ahora pasemos al karakú de la cuestión y que me hace escribir esta entrada: Hardware.

He tenido problemas con el hardware desde que tengo memoria. Y qué mejor que amenizar esta entrada con una pequeña historia.

Mi primera computadora. Tendría como doce o trece cuando toqué por primera vez una computadora. Antes tenía pavor a esas máquinas, decía que era cosa de gente demasiado inteligente o nerd (antes ni imaginaba siquiera el concepto de geek) y no me veía a mi mismo usando una PC.

Mi mamá me convenció de estudiar y me decía que me serviría para el futuro.

Poco después me quedé fascinado. Quería saber más y más.

Ya estaba acostumbrado a las BSoD (viví con todo la transición de Windows 98 a ME), errores de software por acá, por allá y acullá, muchos de ellos chistosos que, al descubrir la todopoderosa fotográfica tecla ImprPant no dudé guardarlos en una colección bastante respetable en una carpeta especial de mi disco duro.

Un día para otro, aquella Pentium III (ya con el nuevo y "pesadísimo" Windows XP encima) no volvió a encenderse.

Hablé con gente que sabía de Hardware y dieron su veredicto: Aquella placa madre PCChips ya no daba más.

Me quedé sin computadora un par de años. Mis notas en el colegio empezaron a mejorar de forma exponencial. (?)

Ya había tenido contacto con Internet por aquel entonces, de forma esporádica, por motivo de algún trabajo práctico y luego me quedaba leyendo, googleando e investigando más sobre lo que me gusta: la informática.

-Qué bueno sería si tuviera una página web -decía para mis adentros- podría publicar mis "programas".

No eran programas exactamente, eran aplicaciones .hta hechas íntegramente en el vetusto Bloc de notas de Windows donde recopilaba poemas, cuentos y cosas así que había escrito y con una interfaz que hoy envidiarían los más grandes diseñadores web de hoy. (?)

Pero estaban todos en mi disco duro. Era un Quantum Fireball de casi 20GB.

Decidí comprarme varios CDs y grabar al menos lo más importante. Ahí fui a la casa de un compañero de colegio de padres japoneses con varias computadoras quien me dijo era posible conectar el disco duro como "esclavo" y grabar todos los datos que precise.

Ordené los archivos por orden alfabético y fui grabando CD tras CD hasta que de repente... el disco duro falleció... :(

Ojalá hubiera ordenado por orden de importancia. Sólo logré grabar una parte de mi -ahora no tan preciada- colección de MP3s y algunos documentos. Quería llorar.

Tuvo que pasar bastante tiempo hasta tener otra computadora.

Esta máquina frente a la cual estoy sentado no estuvo exenta de problemas.

La placa madre ASUS P5VDC-X murió al año de uso. Simplemente no se prendió más. Mi gran amigo Carlos, antes de saber todo lo que ahora sabe, trató tristemente en vano averiguar la causa...

Conseguí otra placa, la que uso ahora. Es una ASUS P5VD2-VM SE.

Debo decir que que funcionó de perlas... ¿un mes?

Me fue todo bien, hasta que de repente:

[Error en la escritura demorada]
Windows no pudo guardar todos los datos del archivo X.
Se han perdido los datos.
Este error puede estar causado por una avería de hardware o por un error en la conexión de red del equipo. Intente guardar este archivo en otra ubicación.
Luego se quedaba el Windows "colgado" y no se puede continuar sin apretar el botón "reset".

En mi disco duro (Samsung HD160JJ de 160GB) tenía dos particiones (una donde alojaba Windows y otra para mis datos) Fusioné ambas particiones con sumo cuidado para ver si esa era la causa y nada.

Formateé y borré particiones (previo backup), por poco y no le derramo agua bendita (?) y nada!

Fue ahí cuando aproveché algo que me cayó del cielo.

Mi prima Leti se compró una computadora nueva. Prácticamente iba a desechar la vieja así que decidí "carnearla" tomando lo más preciado para mí en ese entonces: su disco duro. Es un Maxtor 2B0200H1 de 20GB.

Instalé el XP ahí, para ver que onda... Bien! Reconoció el disco duro y luego, mientras buscaba un instalador entre mis carpetas del Samsung... zás! el disco duro desaparece mágicamente de "Mi PC"

Y aparece una vez mas el mensaje de "error en la escritura demorada..."

No podía instalar en mi disco duro (el de 160GB) el XP y tampoco podía usarlo desde el de 20GB.

Lo curioso del caso es que, para descartar cualquier cosa que tenga que ver con el disco duro fui a probarlo en cada casa de cada conocido que tenía por aquel entonces (que hasta ahora tampoco son muchos) y en cada caso, con diferentes sistemas operativos y configuraciones, el disco funcionó a la perfección. Copiar y mover achivos grandes o chicos, algunos pocos archivos o en cantidades industriales, no importa, igual funcionaba correctamente.

En otras palabras, el disco duro no era el problema :/

¿Será que es la placa madre? Hasta ahora sigo sin entender bien qué es :S

La instalación de Windows Vista en el Maxtor resultó un alivio porque la vida con XP se volvió prácticamente imposible.

Pero fue un alivio parcial. Si bien es cierto que no salía más el error "escritura demorada", seguía desapareciendo aleatoriamente (a veces sin ningún motivo aparente, hasta sin tocarlo) de la carpeta "Mi PC", que pasó luego a llamarse "Equipo".

Llegó Internet a mi vida. Tuve aquel problema con el bootmgr y un poco más adelante empezó la "euforia" de las versiones beta de Windows 7.

Yo no quería quedarme fuera del juego. Probaba una tras otra. Las primera versiones me parecieron un verdadero incordio pero poco a poco fueron puliéndose los errores así como también disminuyendo la frecuencia de "desconexiones" o "desmontajes" (como también le llamo) de mi disco duro.

Pero el mensaje de, por ejemplo "No se puede acceder a D:\Victor La ubicación no se encuentra disponible" o algo así, sigue apareciendo esporádicamente.

Luego vino sobre mí el furor de Ubuntu. Quería instalarlo como sea. Sólo un inconveniente: El disco Maxtor (el de 20GB) casi nunca tiene espacio (por el Windows y los programas) así que, ¿qué hacer?

Casi sin pensar metí el Live CD y directamente particioné el Samsung con GParted. Reinicié y como vi que no se perdió ningún capítulo de TBBT procedí a instalarlo.

Todo perfecto en Ubuntu. Pero la caída del sistema no es nada comparable a la "Windekatombe" que representa la caída estrepitosa una detrás de otra como en cadena de los programas de Windows hasta quedar congelado.

En Ubuntu es un tanto más aterrador. El sistema no se cuelga por completo sino hasta el final. Lo primero que cae es el sistema gráfico, los íconos desaparecen quedando un espacio en blanco, luego no hay mucho más que hacer, sólo queda apretar el botón "Power" del teclado (porque llegan a desaparecer los menús y otros elementos de la interfaz) y elegir la segunda opción.

Al reiniciar todo normal (sólo que perdés todo en lo que estabas trabajando, incluso el historial del navegador y más)

¿Lo peor? Le dije adiós a las "descargas directas", esas que uno deja descargando toda la noche.

En Windows, las películas, series y demás yo descargo con uTorrent y programo para que se "apague la PC al terminar".

Esta función es simplemente mágica. Si no encuentra en dónde descargar (como mi disco duro que desaparece) entonces uTorrent piensa que ya se descargó todo y apaga la máquina.

Claro que al reiniciar aparece el torrent en rojo con el indicador "comprobando..." para cerciorarse si realmente descargó el archivo correctamente. Digamos que "se da cuenta" que algo no salió bien. Ojalá que no modifiquen esta característica.

Lo bueno: Últimamente no está pasando nada malo. No se desconecta más. En Ubuntu el mes pasado sólo se "desconectó" una o dos veces. En Windows lo mismo (más bien se desconecta durante la noche, mientras yo no estoy usando la máquina, y como ya mencioné, se apaga solita)

¿Habrá ocurrido algún milagro?

Ahora te pregunto: ¿Te pasó alguna vez algo parecido? ¿Tenés alguna historia similar que contar? Dejá tu anécdota en los comentarios. ;)

¿Te resultó útil? Ver otro post al azar (recomendado)

O usa los siguientes botones para compartir:

3 comentario(s):

Carlos (Pirata) dijo...

La verdad que toda tu historia la conozco amigo, lastimosamente como ya te habia dicho el drama está entre los puertos de tu placa madre... específicamente creo yo que está en el controlador SATA...
Y bueh ya habrá oportunidad de migrar a una PC mejor, sabes que puedes contar conmigo para ensamblarla...
En todo este tiempo y que manejo hardware bastante bien, no he tenido ese inconveniente, excepto cuando estaba usando algo en un pendrive o disco externo y por rabia o apuro desconecto... pero con HD's nunca...

singuango dijo...

Por lo que cuentas está claro que el problema es la placa, yo la hubiera tirado, eso de no saber cuándo te fallará es como jugar a la ruleta rusa...

Yo tuve una placa puñetera, casualmente una Asus, me frió como 4 gráficas diferentes, al final fuera...

...Dark Angel... dijo...

No es la placa, ni el controlador sata (WTF?) es la fuente de poder, que al no poder "levantar" la placa y las unidades (discos duros, quemadores y/o lectores) te hace eso en la unidad que precisamente ucupas menos: el disco esclavo.

De cuanto es tu fuente? 350w? 400w?

Te recomiendo que la cambies, hoy dia el "estandar" para una computadora es de 550 para arriba... yo tengo una fuente de 850, con placa, 3 discos duros, dos quemadores (uno de dvd y otro de blue-ray) tarjeta de video y tarjeta de captura... y corre bien al pedo!

Saludos! y espero que se resuelva tu problema!





Dark Angel












.... aaaa por cierto, soy tecnico en computacion, trabajando de soporte tecnico con mas 150 computadoras a mi cuidado...

Publicar un comentario

COMENTAR ES GRATIS!

Pero trata de que tu comentario no esté fuera del tema (Off-Topic).
Nada de ataques personales, ni insultos ni críticas destructivas al autor o a otros lectores del blog.
No están permitidos comentarios en MAYÚSCULAS (en internet significa gritar).
Intenta escribir correctamente y no uses lenguaje SMS (usa palabras completas por favor).
Tampoco está permitido el spam en todas sus variantes.

Muchas gracias por comprender...

Para mostrar tu avatar: edita tu perfil de Blogger antes de comentar.

Nota: Si hay algún link o enlace externo, imagen o vídeo que no funcione correctamente en esta entrada, házmelo saber aquí...

Suscribirse gratis

Contacto

Contacta con el autor a través del formulario de contacto o a través del siguiente correo electrónico:

Clic para ver mi email...

También estoy en:


Recomendación